microcopywriting

El superpoder del microcopywriting en tu web

El microcopywriting es una técnica que muchos desconocen. Es lamentable, ya que permite multiplicar las conversiones en cualquier página. Para que puedas aprovechar su gran funcionalidad, vamos a enseñarte de qué va mientras te damos algunos ejemplos.

¿Qué es el microcopywriting?

En resumidas cuentas puede definirse al microcopywriting como frases cortas destinadas a mejorar y enriquecer la experiencia del usuario. Las mismas son utilizadas en diversas webs para que quienes entren allí se sientan en confianza y seguros.

En ese sentido, el microcopywriting es una manera de aniquilar el miedo en los usuarios. Estas frases pueden despejar su incertidumbre a la hora de suministrar una información, suscribirse a tu página, etc.

El microcopywriting puede utilizarse en varias partes o apartados de una página. Un buen ejemplo lo encontramos en la página de inicio de Facebook. Allí, si no has iniciado sesión, podrás ver el mensaje “Es gratis y siempre lo será”.

Ese mensaje, tan sencillo y breve, disipa por completo cualquier temor acerca de un gasto. Por ende, la persona se siente impulsada a probar los beneficios de la red social, sabiendo que su billetera no sufrirá.

microcopywriting

¿Por qué es importante el microcopywriting?

A simple vista podría parecer posible reemplazar el microcopywriting por cualquier otra estrategia. Pero he aquí dos razones por las cuales es importante e indispensable en cualquier sitio web:

Le da una voz única a tu marca

En muchas ocasiones las empresas o marcas manejan múltiples personales, cada uno para una actividad específica. Esta variedad ayuda a la productividad, efectivamente, aunque puede generar problemas si no hay una comunicación adecuada.

La razón es simple: cada personal tendrá una visión propia, y esta puede diferir de la perspectiva global de la marca. Lo que sucede a continuación es que pueden aparecer diferentes tonos dentro de la web. Y la falta de concordancia acaba por debilitar la credibilidad de la empresa.

El microcopywriting permite solucionar eso. A través de estos mensajes tan reducidos se puede simplificar la perspectiva que persigues. Ya después lo único que faltará es que todos los demás se apeguen a ella. La frase que uses se convierte, por decirlo de un modo, en el principio de tu marca.

Aquí de nuevo podemos tomar a Facebook como ejemplo. En la página de noticia tiene este microcopywriting: “¿Qué estás pensando, (nombre del usuario)?”. Esa frase encaja a la perfección con el ideal de la red social sobre compartir experiencias.

Ayuda a mejorar las conversiones

Puede que hasta ahora hayas hecho todo bien en tu página, pero quizás aún no consigas las conversiones que esperabas. Hay muchas explicaciones para ello. Sin embargo, lo más probable es que falte un último llamamiento que termine de impulsar al usuario.

El microcopywriting puede cumplir esa función si sabes aplicarlo correctamente. Al ser un tipo especial de llamada a la acción, funciona de una forma más convincente que los mensajes tradicionales.

Ejemplifiquemos este aspecto, para que quede mucho más claro. Supongamos que en tu botón de acción estás invitando a que se suscriban con el mensaje “Suscribirse”. El mismo resulta claro, pero no es lo suficiente llamativo. Sonaría mejor “Suscríbete ya y aprende con nosotros”.

Ese texto de microcopywriting es más imperativo y por lo tanto impacta más. De igual manera, se añade el beneficio que percibirá el usuario. Así pues, el mensaje cautivará más al que lo lea. Y en consecuencia no dudará en realizar la acción que has estado esperando.

¿Y lo más importante? Testea, testea y testea

Antes de despedirnos queremos señalar una cosa más: prueba y sigue probando con diferentes microcopywritings. No te conformes con el primero. Necesitas ir elaborando uno tras otro. Solamente en la medida que lo hagas podrás hallar el más indicado.

Para reconocer cuál funciona mejor debes fijarte en dos aspectos. En primer lugar, el tono de tu marca. La frase no puede contradecir los demás mensajes que tengas en tu web. Debe apegarse a los principios que hayas establecido.

En segundo lugar está la empatía. Un buen microcopywriting tiene que lograr familiarizarse con el posible cliente. Ponte en su lugar, intenta imaginar sus problemas, y luego parte de allí para crear tu frase.

Descubre cómo aplicar copywriting en tu negocio

Aquí tienes mi guía gratuita «7 imprescindibles del copywriting para negocios conscientes que venden»

[dgbm_blog_module posts_number=»10″ show_excerpt=»off» show_categories=»off» show_date=»off» show_pagination=»off» layout=»full-width» layout_styles=»image-left» vertical_align=»content-middle» image_width=»22%» image_overlay=»on» overlay_color=»rgba(51,51,51,0.11)» use_meta_icon=»on» container_margin=»||||false|false» image_margin=»10px||10px||false|false» content_margin=»|||20px|false|false» meta_default_margin=»4px||||false|false» author_margin=»||||false|false» date_margin=»||||false|false» _builder_version=»4.9.2″ _module_preset=»default» title_font=»|600|||||||» title_font_size=»18px» border_width_bottom_post_item=»2px» border_color_bottom_post_item=»rgba(79,79,79,0.09)» locked=»off»][/dgbm_blog_module]
×